LA INNOVACIÓN: UN ACTIVO ESTRATÉGICO CLAVE PARA EL ECOSISTEMA EMPRESARIAL

Hoy las empresas tenemos clientes más exigentes que buscan conectar emocionalmente con las marcas.

A lo largo del tiempo, las compañías se han reformulado para hacerle frente a los desafíos que trae cada generación y a aquellos que se originan como consecuencia de diversas coyunturas. Ante esto, la innovación se ha convertido en un proceso protagónico y estructurado a nivel corporativo y un punto clave para el emprendimiento. Particularmente, las organizaciones que hacen parte del sector de consumo masivo tuvieron que adaptarse y apelar a este proceso transformador de soluciones creativas, a raíz de situaciones como la pandemia, con el objetivo de lograr cumplir con las expectativas de los consumidores.

Hoy, las empresas presenciamos un escenario de clientes más exigentes, que buscan conectarse no solo funcionalmente sino emocionalmente con las marcas a través de propuestas disruptivas y/o novedosas. Quieren productos más fáciles de usar, divertidos, inmediatos, amigables con el medio ambiente y responsables con las personas, así como servicios de atención proactivos que logren cubrir a cabalidad sus necesidades y las del planeta.

Para capturar las bondades de la innovación y hacer de ella una ventaja competitiva, quiero compartir tres elementos que pueden impulsarla y posicionarla en el centro de la estrategia y de la cultura empresarial.

El primer elemento es incorporar la sostenibilidad como eje fundamental en la innovación. Cifras de Accenture e Ipsos evidencian que el 62 % de los consumidores a nivel mundial quieren compañías que resuelvan problemas globales, mientras que el 50 % están dispuestos a invertir tiempo y dinero en aquellas que actúen de acuerdo a su propósito. Lo anterior pone sobre la mesa la necesidad de conectar los requisitos de la demanda con los valores de nuestras marcas, desde el diseño mismo de los procesos que nos llevan a pensar en nuevos productos hasta los servicios que ofrecemos.

El segundo elemento es utilizar la fuerza de la colaboración. No necesariamente contamos al interior de las organizaciones con los recursos tanto económicos como creativos para generar procesos de innovación realmente de vanguardia. Por este motivo, podemos incorporar instituciones como la academia, otras compañías y a los jóvenes, quienes con sus ideas frescas y novedosas promueven la productividad y una dinámica versátil inestimable. En línea con esto, uno de los conceptos que más ha tomado fuerza al respecto ha sido el cobranding, el cual reúne el esfuerzo de dos grandes marcas para sacar adelante productos que exaltan lo mejor de cada una: Yogur Alpina de café Juan Valdez, McFlurry de Chocorramo y Salsa Heinz con Absolut Vodka son algunas de las colaboraciones que han revolucionado recientemente al sector.

Otro esfuerzo exitoso es la incorporación de estudiantes en desarrollos de diseño, ya que traen conocimientos modernos a las organizaciones con estándares previamente establecidos. Un ejemplo de esto es el diseño de los productos del café del programa Jóvenes Caficultores de Juan Valdez.

El tercer elemento es adoptar las mejores prácticas digitales y de tecnología en los procesos. De acuerdo con Euromonitor, existen tendencias clave que debemos analizar que incluyen: la automatización auténtica para darle un toque más humano al uso de tecnologías; presupuestos óptimos; control de scroll para apps más eficientes, ecoeconomía en aras de tener productos más sostenibles y atracción de clientes por medio de los videojuegos. En adición, también es ideal tener en consideración a la inteligencia artificial, la cual le ha permitido a muchas empresas generar experiencias innovadoras y desarrollar líneas de producto inspiradas en herramientas como ChatGPT. Desde Juan Valdez hemos logrado ejecutar nuevos momentos de consumo e integrar lo tech como recurso para conquistar generaciones más jóvenes.

Las compañías estamos llamadas a recorrer la senda de la innovación, tomándola como foco estratégico del negocio, ya que tenemos una gran responsabilidad con nuestros clientes de cara a las tendencias de consumo y exigencias del mercado. La innovación va más allá de lo que nos imaginamos: es desarrollar nuevas líneas de producto en mercados estratégicos, es capitalizar ventas en categorías consolidadas, es buscar oportunidades fuera de lo conocido, es educar con mayor fuerza a nuestros usuarios finales y, lo más importante, es trabajar con el propósito en pro de encontrar más alternativas de productos y servicios para generar mayor bienestar en el amplio sentido de la palabra.

Por: Camila Escobar, Presidente Procafecol y miembro de Women In Connection.



Escrito Por:

Camila Escobar 
Presidente Procafecol y miembro de Women In Connection.

HABLEMOS

Acerca de Estrategia + Innovación + Personas

Contacto
_ENCONCRETO_
  • Presencia
    en LATAM.

  • EEUU

  • Miami

  • LATAM

  • México

  • COLOMBIA

  • Bogotá

  • Medellín